19/9/2017

Curiosidades que aprenderás en tu curso de alemán intensivo

La fama del alemán no siempre ha sido muy buena, frases como “suena muy fuerte”, “parece que están enfadados”, “es impronunciable” hacen que sea un idioma que en un primer momento pueda dar algo de pereza estudiar. Pero nada más lejos de la realidad, en el curso de alemán intensivo te darás cuenta de que estudiar esta lengua es más ameno de lo que parece y puede suponer un gran reto que te dará grandes gratificaciones con cada avance que hagas. Además puedes presumir de estudiar una lengua con numerosas peculiaridades, aquí tienes algunas de las más curiosas.

 

Curiosidades del curso de alemán intensivo:

1. El alemán es una lengua con declinaciones

¿Te suena el nominativo, acusativo, dativo, genitivo? No, no estamos en clase de latín, pero si lo estudiaste en el instituto, tienes suerte porque el alemán también tiene declinaciones. Por suerte nos hemos librado del vocativo y el ablativo. Puede dar un poco de pereza pero es imprescindible para hacer correctamente la distinción entre el género, el número y el caso.

2. Letras nuevas que no están en nuestro abecedario

El alfabeto alemán es algo diferente al español, evidentemente no tiene la letra ñ, pero tiene otras letras que necesitarás utilizar: ä, ö, ü, ß. Tranquilo, en el curso intensivo de alemán en Barcelona te ayudamos a saber cómo se pronuncian y a escribirlas cuando corresponda.

3. El mundo de las conjugaciones

Pronto le encontrarás la similitud con el español puesto que al igual que nuestra lengua para referirnos a diferentes tiempos verbales, necesitarás aprender las diferentes conjugaciones que variarán en función del sujeto de la frase.

4. ¿Pronunciar 5 consonantes seguidas?

Sí, el alemán posee algunos términos kilométricos y aparentemente impronunciables. Mira por ejemplo esta palabra: Herzschmerz. Tiene 11 letras, y sólo 2 son vocales; su significado es dolor de corazón, aunque a priori te dará dolor de cabeza, después de hacer el curso intensivo de alemán serás capaz de pronunciar esta palabra y otras mucho más complejas. ¿Más difícil todavía? Aquí te dejo nuestro sencillo “Feliz cumpleaños”: Herzlichen Glückwunsch zum Geburtstag

5. Considerado el 10 idioma más difícil del mundo

Menudo reto ¿verdad? Y es que lo de tener tres géneros y tres determinantes, la infinidad de infinitivos (valga la redundancia), las conjugaciones y declinaciones, que ya explicamos antes, y otras peculiaridades, no lo hacen un idioma lo que se dice fácil de aprender.

Lo cierto es que por delante en este ranking están idiomas como el polaco, el coreano, el ruso y hasta el euskera. Pero gracias al intensivo de alemán podrás decir que hablas uno de los 10 idiomas más difíciles del mundo ¡casi nada!

6. El alemán no sólo se habla en Alemania

Vale, es cierto que la inmensa mayoría de personas que hablan alemán están en Alemania (más de 80 millones de personas) pero no nos podemos olvidar que otros casi 9 millones están en Austria y también en Liechtenstein. Además países como Bélgica, Italia, Suiza, Hungría, República Checa, Rumania, entre otros, tienen como una de sus lenguas oficiales el alemán.

7. Palabras con origen alemán

Seguro que las has pronunciado “a la española” mil veces, pero no suponías que venían de la lengua alemana: delicatesen, poltergeist, leitmotiv… Incluso las más comunes como brindis (bring dir), chucrut (sauerkraut) o guerra (werra) que aparecen en nuestro lenguaje cotidiano.

Estas y muchas curiosidades más las aprenderás en el intensivo de alemán en Barcelona. Verás qué clases más amenas y cuántas cosas llamarán tu atención, sin duda una forma muy práctica de aprender un idioma.

 

Ir a cursos intensivos de alemán


Volver

Noticias destacadas

27/9/2017

¿Qué clases de conversación en inglés mejorarán mi acento?

21/9/2017

¿Necesitas mayor fluidez en alemán? ¡Apúntate a tu curso de alemán online!

TOP